Enfermedades del suelo pélvico

 

Incontinencia Urinaria (I.U.)

incontinencia-urinaria

La Incontinencia Urinaria es, según la International Continence Society (ICS), la “queja o molestia derivada de cualquier escape involuntario de orina”.

Algunos factores que influyen en la Incontinencia Urinaria son: ginecológicos, respiratorios, digestivos, actividades físicas de alto impacto sobre el suelo pélvico, quirúrgicos, sexo femenino, fármacos, infecciones urinarias y componente hereditario.

El último informe del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI) en 2009, estimó una prevalencia de incontinencia urinaria de la mujer en España de un 24%, aumentando al 30-40% en las mujeres de mediana edad y hasta un 50% en las mujeres ancianas.

En el varón, la prevalencia global estimada en España estaría en el 7%, pudiendo alcanzar en personas mayores de 65 años el 14-29%, y llegando a ser mayor del 50% en personas mayores de 85 años e institucionalizadas.

La Incontinencia Urinaria es uno de los problemas sanitarios más angustiosos que una persona puede padecer. Quienes la sufren con frecuencia sienten molestias y vergüenza. Esta enfermedad afecta a aspectos de la vida diaria tan fundamentales como el descanso, el desempeño de una actividad laboral y las actividades de ocio. Por lo tanto, las consecuencias pueden ser no sólo físicas (lesiones cutáneas y problemas de higiene) sino que también afecta psicológicamente a los pacientes, que muestran una tendencia al aislamiento y a la depresión.

Por todo esto consideramos fundamental la prevención de estas enfermedades. En nuestra unidad le ofrecemos la posibilidad de solicitar una cita para consulta de prevención de patologías del suelo pélvico.
 

Tipos de Incontinencia Urinaria

· Incontinencia Urinaria de esfuerzo (IUE)

Es la pérdida de pequeñas cantidades de orina provocada cuando la presión intravesical supera la intrauretral, ante pequeños incrementos de presión intraabdominales (toser, reír…) por disfunción muscular del suelo pélvico (SP).

Es frecuente en mujeres obesas, multíparas y con déficit estrogénico.

Clasificación IUE según severidad (clasificación de Obrink):

    IUE Grado I: grandes esfuerzos.
    IUE Grado II: esfuerzos menos intensos.
    IUE Grado III: incontinencia a los mínimos esfuerzos.

· Incontinencia Urinaria de urgencia (IUU)

Contracciones involuntarias del musculo de la vejiga. Clínicamente se manifiesta como un deseo urgente de orinar, a veces sin poder llegar al WC.

· Otros tipos de Incontinencia Urinaria

    Incontinencia Urinaria mixta: presenta características de Los tipos de incontinencia de esfuerzo y de urgencia.
    Incontinencia Urinaria por rebosamiento:
    · Existe retención urinaria crónica con sobredistensión vesical.
    · Dificultad para iniciar la micción con aumento del número de micciones, disminución del chorro (gota a gota) y sensación de micción incompleta.
    · El paciente se nota siempre mojado sin tener clara consciencia del momento de la fuga.
    Incontinencia Urinaria funcional:
    · Incapacidad física para llegar al WC.
    · Demencia
    · Barreras arquitectónicas.
    · Falta de cuidadores.
    Goteo postmiccional: más frecuente en hombres con Hipertrofia Benigna de Próstata (HBP). En mujeres: orina residual en vagina o divertículo uretral.
    Climaturia: Fugas en el orgasmo. Asociada a Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE).

Es muy importante identificar los diferentes tipos de Incontinencia Urinaria para aplicar el plan de cuidados más adecuado y el tratamiento individualizado óptimo.

La Organización Mundial de Salud (OMS) considera la fisioterapia como el tratamiento de primera elección en los casos de incontinencia leve y moderada, así como en los prolapsos simples de primer grado.

 

Prolapsos

prolapso-cistocele

Cuando la función de sostén del suelo pélvico se debilita los órganos pélvicos descienden y se pueden producir un prolapso. Dependiendo de qué órgano descienda el prolapso se divide en:

  • Cistocele: la vejiga urinaria desciende por la cara anterior de la pared vaginal.
  • Rectocele: el recto (el tramo final del intestino grueso al llegar al ano) desciende sobre la cara posterior vaginal.
  • Prolapso uterino: el útero es el que desciende.
  • Enterocele: las asas intestinales se hernian a través del fondo posterior de la vagina.
  • Prolapso de cúpula vaginal: ocurre en mujeres a las que se les ha extirpado el útero, es decir, se les ha realizado una histerectomía. La vagina desciende.

Grados del prolapso

    Prolapso Grado 1 o leve: ligero descenso en el interior de la vagina.
    Prolapso Grado 2 o moderado: el descenso llega hasta la entrada de la vagina.
    Prolapso Grado 3 o grave: el prolapso sobrepasa la entrada de la vagina, la mujer nota el bulto.
    Prolapso Grado 4 o total: el órgano (vejiga, útero o recto) están completamente fuera.

Los grados 1, y a veces el grado 2, deben tratarse con reeducación de suelo pélvico y con medidas higiénicas y medidas dieteticas.

Los grados 3 y 4 generalmente necesitan cirugía para ser corregidos. Se puede colocar una malla, que ayuda a recolocar el órgano en su sitio y así compensar el suelo pélvico debilitado. No obstante, también es importante realizar la reeducación del suelo pélvico en estos grados para mejorar los resultados y que la recuperación sea más rápida.

La Organización Mundial de Salud (OMS) considera los ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico como el tratamiento de primera elección en los casos de incontinencia leve y moderada, así como en los prolapsos simples de primer grado.

 

Incontinencia Fecal e Incontinencia a Gases

 
incontinencia-gases-fecal

Es la evacuación involuntaria de materias sólidas, líquidas o gaseosas. Las causas de IF pueden ser los traumatismos obstétricos, secuelas quirúrgicas, lesiones neurológicas, alteraciones colorrectales…
 

Tipos de Incontinencia Fecal:

    Incontinencia Fecal pasiva o soiling: pérdida de heces sin que el paciente sea consciente.
    Incontinencia Fecal de urgencia: los escapes ocurren ante la imposibilidad de inhibir la defecación.
    Incontinencia Fecal mixta: se combina la forma pasiva y la de urgencia.
    Incontinencia Fecal postdefecatorio: perdida de heces tras una defecación, con normal continencia el resto del tiempo.
    Incontinencia Fecal por rebosamiento: normalmente es resultado del bloqueo del colon causado por estreñimiento. Ese bloqueo, provocado por heces retenidas, bloquea aún más heces. Sólo las heces acuosas pueden pasar a través de este bloqueo, provocando pérdidas debido a la dificultad para controlarlas.

 

Dolor Pélvico Crónico

 
dolor-pelvico-cronico

El dolor pélvico crónico ocurre principalmente en la parte baja del abdomen, en estructuras relacionadas con la pelvis, que dura más de 6 meses. Afecta tanto a hombres como mujeres de cualquier edad. El dolor puede ser constante o aparecer y desaparecer. Es posible que el dolor no se sienta en un punto específico, sino en toda la región pélvica, o en el caso de los prolapsos tenga sensación de pesadez. En todos los casos, se suele acompañar de consecuencias negativas a nivel cognitivo, conductual, sexual y emocional.

Sus causas son múltiples:

  • Causas genitales (tejido cicatricial en la región pélvica, músculos del suelo pélvico tenso, endometriosis, dolor durante las relaciones sexuales)
  • Causas Urinarias (síndrome de vejiga dolorosa, prostatitis)
  • Causas Digestivas (síndrome de intestino irritable, prolapsos rectales, síndrome de periné descendente, coccigodinia)
  • Causas neuromusculares

En nuestra Unidad de Suelo Pélvico tenemos tratamientos para aliviar el Dolor Pélvico, adaptados a cada situación en particular. Los mejores resultados se obtendrán con una estrategia multidisciplinar en la que se tengan en cuenta todas las causas posibles.